Viajes Durante El Primer Trimestre De Embarazo

Además de esto, lograras caminar por los corredores siempre y cuando quieras y también ir al baño con total tranquilidad. El baño del tren suele ser extenso, con lo que te resultará muy cómodo cuando tengas que realizar uso del mismo. Cuando subas al avión es mejor que te sientes en un asiento cercano al baño puesto que seguramente tendrás que visitarlo con cierta frecuencia.

viajes durante el primer trimestre de embarazo

Para los viajes en avión es recomendable que antes de comprar los billetes te reportes hasta qué mes de gestación permite volar la aerolínea que hayas escogido. Ciertas incluso pueden hacerte firmar un documento en el que eluden cualquier responsabilidad de lo que logre acontecer durante el vuelo gracias a tu particular situación. A pesar de su seguridad, las líneas de cruceros no acostumbran a aceptar el viaje a mujeres que estén ahora en el tercer trimestre de embarazo (últimos tres meses). Muchas compañías no aceptan viajeras embarazadas de más de 24 semanas de gestación (del 6º mes en adelante, en general), si bien tienen la posibilidad de existir plazos diferentes en algunas compañías. La mayoría de las compañías solicitan a la pasajera embarazada un certificado medico en el que se indique el tiempo de embarazo y la fecha estimada de parto, así como un examen médico o físico y las medicinas que precisa a lo largo del viaje en barco.

Viajar Embarazada: Qué Tienes Que Tener En Cuenta

Lo que si es necesario llevar es el protector solar, a poder ser sin parabenes, pues los cambios hormonales afectan a la melanina y puede ocasionar máculas.; y repelente contra los mosquitos pues son transmisores de anomalías de la salud como el dengue y el zika. En turismo es posible conducir si no hay molestias, de lo contrario es preferible ir sentada detrás, y con el cinturón seguridad puesto por debajo del vientre (también existen unos cinturones particulares para embarazadas). Estar sentada a lo largo de un buen tiempo es agotador por lo que se aconseja parar cada dos horas para estirar las piernas.

Mejor si te pones en el pasillo, puesto que de esta manera podrás estirar las piernas en el momento en que lo necesites. Un consejo, transporta calzado cómodo que te consigas poner y quitar con sencillez en tanto que si notas que se te hinchan los pies puedes descalzarte un rato para tu comodidad. Procura caminar cada hora para encender la circulación y jura beber mucho líquido para eludir deshidratarte a lo largo del camino. Si notas que el cinturón del asiento te aprieta bastante puedes pedir un extensor a los asistentes de vuelo. Es muy normal que quieras explotar tus vacaciones al límite aun durante el desarrollo de gestación. Estos son ciertos avisos para seleccionar el más destacable destino para viajar embarazada.

Siete Consejos Básicos De Viaje Para Embarazadas

La vida está llena de imprevisibles, estés embarazada o no y tener un seguramente te respalde en esa situación puede suponer un gran alivio El seguro de cancelación incluye reembolso de las reservas, aun si pasaron siete días desde la reserva del viaje. Asimismo incluye reembolso de vacaciones no disfrutadas, si te ves obligada a adelantar tu vuelta vas a tener derecho a una indemnización por los días de vacaciones que no has podido gozar. Además de esto, puedes personalizar tu seguro, puesto que no hay 2 viajes iguales, tu seguro se adapta a ti y a tu viaje. A lo largo del embarazo es necesario tomar más cautelas y cuidar mucho más nuestra salud. Pero esto no quiere decir que tengas que abandonar ciertas ocupaciones como viajar, nada de eso. Únicamente debes tener en consideración algunos aspectos para viajar con comodidad y seguridad.

¿Qué pasa si empleo faja los primeros meses de embarazo?

Los expertos aseguran que la faja hace que los músculos abdominales no trabajen a lo largo del embarazo y que en el instante del parto no tengan el tono adecuado. Sin embargo, si la futura madre espera más de un bebé o tiene molestias de espalda, sí puede favorecerse de ella si la utiliza con moderación.

Otro aspecto que no debes desatender en tu próximo viaje es tu protección en frente de insectos. Es conveniente que uses medidas barrera antimosquitos y otros insectos que puedan transmitir enfermedades de gravedad. A lo largo del embarazo las consecuencias de la mayoría de anomalías de la salud son mucho más graves tanto para ti como para el feto, con lo que es indispensable que respetes las medidas de control de picaduras. Si andas embarazada debes evitar la utilización prolongado de las tabletas que contengan yodo utilizadas para potabilizar el agua, en tanto que la ingesta prolongada de yodo puede ocasionar problemas en el desarrollo de la glándula tiroidea del feto. Para planear tu próxima escapada tienes que tomar en consideración que a lo largo del embarazo hay una mayor incidencia de infecciones del tracto urinario, por lo que es requisito que aumentes el consumo de líquidos como pueden ser infusiones o bebidas no azucaradas.

Web Médica Acreditada

Las vacunas para los viajeros no están indicadas a lo largo del embarazo. Solo pueden utilizarse aquellas que contengan virus inactivos, polisacáridos o toxoides. Además, deben administrarse durante el segundo o tercer trimestre si son necesarias. De todas formas, dependiendo de tu destino es recomendable que consultes con el profesional sanitario pertinente para valorar los peligros y las virtudes de regentar cada género de vacuna, sobre todo en lugares de riesgo de exposición prominente.

viajes durante el primer trimestre de embarazo

Autobús y barco son los medios de transporte menos recomendables para viajar embarazada. En los primeros las posibilidades de desplazarse son mínimas, los asientos suelen ser más estrechos y los baños generalmente no son muy accesibles para embarazadas, así que sólo se recomienda viajar embarazada en autobús para trayectos cortísimos . El problema de viajar embarazada en tren es que algunas mujeres no aguantan el traqueteo, pero este es parcialmente bajo en los trenes de gran velocidad.

La seguridad de esta vacuna no está demostrada en estudios específicos sobre esto. Si el viaje es requisito y se considera que el riesgo de exposición a la FA sobrepasa al de la vacunación las embarazadas han de ser vacunadas. No hay datos de seguridad en el embarazo, pero si el riesgo se considera alto las embarazadas han de ser vacunadas. Sin embargo, será necesario sopesar los peligros y provecho en todos y cada caso individual, tanto para un tipo para otro de vacunas, puesto que en determinados casos puede ser mucho más seguro regentar una vacuna que afrontar un peligro de exposición prominente. Además de esto, el seguro de cancelación de viaje te permitirá recobrar los costos que hayas tenido si no puedes disfrutar de tu viaje y te ves obligada a anularlo.

¿Dónde debe ir sentada una mujer preñada?

Añaden que la banda pélvica debe proceder a la altura de la ingle, por debajo del abdomen de la mujer, mientras que la correa horizontal debe ir desde el hombro izquierdo y pasar entre los pechos para llegar a su punto de anclaje.

Es por ello, que durante este periodo de tu embarazo se suela sugerir el reposo puesto que transportar al bebé es mucho más simple en esa situación. A lo largo de este periodo de tu embarazo moverse por el pasillo del avión para evitar la aparición de trombosis venosa en las piernas será algo irrealizable, por lo que los peligros para la futura madre y el bebé incrementan de forma notable. En todo caso, nunca tienes que viajar sola si andas embarazada en tanto que siempre es aconsejable tener asistencia ante cualquier imprevisto que pueda generarse. Como comentamos anteriormente lo primero que tienes que estimar es el destino de tu viaje, el medio de transporte que vas a utilizar y el mes de gestación en el que te encuentras en tanto que los viajes al principio o en el final del embarazo tienen la posibilidad de ser mucho más peligrosos. En el caso de que poseas un embarazo gemelar es mejor que no viajes a partir de la semana 30, ya que en estos tipos de embarazo acostumbran a producirse partos prematuros y tienen la posibilidad de llegar a manifestarse complicaciones. En todo cualquier, si vas a viajar embarazada es conveniente que mantengas a tu médico informado tanto para viajes de negocios como para fugadas o vacaciones mucho más extensas, sobre todo en los últimos meses de gestación.

Escojas el medio de transporte que escojas ten en cuenta un consejo mucho más, cuando llegues a tu destino procura esperar a que todo el mundo baje para evitar tropiezos o empujones. Debido a tu situación ocupas mucho más espacio del habitual, por lo que resulta muy fácil ofrecerte un golpe. Ese encontronazo lo recibirá tu bebé logrando ocasionarle daños considerables. Apártate a fin de que todo el planeta pueda salir, en tanto que suelen mostrarse las prisas en el momento en que el avión o el tren llega a su destino y después baja cómodamente y sin prisas, es mejor ir de forma cuidadosa a iniciar el viaje con un accidente. Viajar en tren es una estupenda opción para desplazarte durante tu embarazo en tanto que no es necesario llevar el cinturón de seguridad.

Además, estando embarazada soportarás peor el calor y la humedad, logrando aparecer bajadas de la presión arterial. Quizá una de las mayores frustraciones con las que te hallarás en el momento en que viajes embarazada son las limitaciones de comida. Si viajas durante el tercer trimestre a partir del séptimo mes te expones a que se produzca tu parto en el avión, lo que puede implicar la aparición de complicaciones tanto para ti para tu bebé. Por supuesto, la motocicleta es la opción menos viable para viajar durante la gestación y los médicos desaconsejan su empleo prácticamente desde el primer momento.

¿Cuántas horas puede viajar una embarazada en coche?

¿Cualquier instante es bueno para viajar? La Federación de Asociaciones de Parteras de España aconseja viajar entre las semanas 18 y 28, y dejar de llevarlo a cabo a partir de la semana 34. Durante el primer período de tres meses, algunas molestias como las náuseas o los vómitos pueden agravarse con los viajes por carretera.

Eso sí, hay que comprobar que el embarazo está incluido en las garantías y hasta cuando son válidas las coberturas. En caso de que el cinturón apriete bastante, se puede pedir un extensor a los asistentes de cabina. En el último trimestre del embarazo, la barriga cada vez más visible y el aumento de peso contribuyen a lograr que la mamá se canse más. Todavía no sienten el “peso” del embarazo por el hecho de que el incremento de volumen del abdomen es moderado y los temores de los primeros meses ahora se han superado. En el embarazo por causas fisiológicas se genera alguna retención de líquidos, más que nada en el último trimestre de embarazo. Para calmar este problema podemos recurrir a formas naturales para ayudar a eliminar líquidos.