Rollito De Pollo Con Jamon Y Queso

Contemplar cada filete con unas lonchas de jamón ibérico, añadir queso San Simón cortado en piezas finas y añadir un tanto más de tomillo. Cogemos una porción de la mezcla a la que ofrecemos forma de croqueta, ponemos sobre una loncha de jamón serrano y enrollamos formando un tubo. Si queréis, podéis ponerle un palillo para aseguraros de que no se abren. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y doramos los rollitos, en el momento en que están dorados, agregamos el vino y un poco de romero. En el momento en que rompa a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se cocinen unos diez minutos y ya los tenemos preparados.

rollito de pollo con jamon y queso

A veces lo más simple es lo que mejor funciona, más que nada a la hora de que los mucho más pequeños se sienten a la mesa a comer. Esto es lo que pasa cuando hago estos rollos de pollo empanado relleno de jamón cocido y queso cheddar. Mis pequeños se sientan los primeros en la mesa y los rollos desaparecen como por arte de birlibirloque. Reparte sobre las pechugas de pollo abiertas las lonchas de jamón y, sobre ellas, las de queso. Estos rollos de pollo y queso con jamón serrano podéis prepararlos aun el día previo… Están buenos calientes y fríos, conque sirven para cualquier momento. Además se organizan en poco tiempo y son muy fáciles de llevar a cabo.

Los rollitos de pollo rellenos son una receta riquísima y fácil de elaborar, ideal para una comida o comida en cualquier época del año. Se tienen la posibilidad de rellenar con una gran variedad de ingredientes, yo los prepararé con jamón york y queso, acompañados de una deliciosa salsa. Esta receta la hallé en la revista Telva y es de S.

Animaos a prepararlos en el hogar, no les arrepentiréis. Hoy compartimos con vosotros no una receta con pollo, no… ¡es un recetón! Son unos rollitos de pollo y queso con jamón serrano, idóneas para peques y mayores. Integrar los rollitos de pollo, añadir el vino, la pastilla de Avecrem Caldo de Pollo y dejar cocer 20 minutos. Retirar los rollos y dejar cocer la salsa hasta que adquiera color torrado. La primera cosa que hacemos es estirar nuestros filetes de pechuga de pollo salpimentarlos por un lado y por el otro poner una loncha fina de jamón y otra de queso, doblamos y cerramos con un palillo.

Una vez montados los rollitos los rebozamos en huevo batido y pan rallado. Asimismo puedes variar el acabado final utilizando panko o maíz torrado triturado, que queda crujientísimo. Lava los filetes de pollo, sécalos y aplástalos ligeramente con el rodillo. Salpimiéntalos y pone encima de cada uno de ellos 1 loncha de jamón y otra de queso. Enróllalos, átalos con hilo de cocina y disponlos en una fuente para el horno.

La pechuga de pollo en el horno puede quedar un poco seca, de ahí que se acompaña con algo de salsa, pero en ningún instante tiene que mojar al pollo. Si esta receta la deseáis servirla como aperitivo cortáis cada pechuga en rodajas y le añadís algo de la salsa por encima. Preparamos un plato llano con harina, otro hondo con los huevos batidos y un tercero liso con pan rallado. Pasamos cada rollito por harina, después por el huevo batido y después por el pan rallado.

Cómo Hacer Rollos De Pollo Con Jamón Y Queso

Cuando estén todos, los volveremos a pasar nuevamente por el huevo y para finalizar por el pan rallado otra vez. Esta fácil receta asimismo nos puede servir cuando hemos invitado a nuestros amigos a cenar y no queremos complicarnos bastante con otros platos mucho más afanosos. Además, si deseas completar este plato, puedes acompañarlo de una aceptable ensalada y quedará como digo yo, un plato 10.

rollito de pollo con jamon y queso

Corta las lonchas de jamón y el queso de las misma forma. Prolonga una lonchita de jamón y una de queso sobre todos los rectángulos de pechuga de pollo. La pasión de mi novio por el queso San Simón Da Costa es ya legendaria, y de ahí que la familia y los amigos que viajan a Galicia suelen acordarse de nosotros regresando con un queso en la maleta. La última vez nos llegó un ejemplar enorme que aproveché para usar en alguna que otra receta, para eludir que lo devorara en 2 sentadas a base de cortarse porciones. Así que transformé unas desganadas pechugas para elaborar estos rollos de pollo rellenos de jamón y queso San Simón.

Hacemos la misma operación hasta tener los 8 rollitos completados para freír. Las pechugas de pollo dan bastante juego en la cocina. Además de esto tienen la ventaja de ser económicas y saludables. Con ellas puedes elaborar los típicos fingers de pollo, crujientitos y con 2 salsas, o prepararla entera rellena y envuelta en beicon, o en forma de ensalada de pollo y piña. Condimenta las pechugas con una pastilla de Avecrem Caldo de Pollo desmenuzada.

Lenguado Al Horno Con Crema De Puerros, Una Receta De Pescado Fácil Y Saludable

Pasa los rollitos por pan rallado, huevo batido y nuevamente pan rallado. Fríelos por tandas en una sartén a fuego medio con abundante aceite y déjalos escurrir sobre papel absorbente a fin de que suelten el exceso de aceite. Conforme vayan haciéndose bien por dentro, vamos a ir sacando los rollos de pollo empanado y los vamos a poner sobre papel de cocina absorbente para sacar el exceso de aceite. Ahora ya podemos servirlos a la mesa acompañados de una ensalada, unas patatas fritas o aun la salsa que más te guste. Si tienes que improvisar una comida infantil, con esta receta de rollos de pollo con jamón y queso, triunfarás seguro. Además de superfácil, queda muy vistosa.

Precalentar el horno a 200ºC y calentar aceite en una aceptable sartén o cazuela, mejor si es tipo skillet que se pueda ingresar al horno. Cocinar los rollos hasta dorarlos por doquier, retirando los palillos una vez se haya marcado bien la carne. Recortar las Pechugas de pollo para lograr extenderlas bien y contemplar con una loncha de jamón y 2 de queso. En el momento en que disponemos todos, ponemos aceite en una sartén y los vamos marcando, los pasamos a una fuente apta para horno untada con algo de aceite y los metemos durante 25 minutos a 200 grados. El almacenaje o ingreso técnico es requisito para la finalidad legítima de almacenar preferencias no pedidas por el abonado o usuario.

Enrolla El Pollo

Enrolla las pechugas sobre sí mismas para conformar rollitos; si deseas, puedes cerrarlos con palillos para eludir que se abran al freírlos después. En vez de hacerlo en el horno tienen la posibilidad de cocerse los paquetitos en un caldo de pollo o de carne despacio. Cortar los rollos de pollo en rodajas gordas y servir con la salsa de tomate caliente y la guarnición. Enrollar de manera cuidadosa, intentando que el relleno no sobresalga bastante, y garantizar cada rollo con un palillo.

Mezclamos todo bien con un tenedor, hasta el momento en que esté todo que viene dentro. Lava el perejil, sécalo con papel absorbente y pícarlo muy finamente. Pinchar cada uno de los rollos con 2 palillos a fin de que queden bien sujetos.

Entonces se reboza en huevo y pan rallado y ¡listo! Nosotros los hemos servido cortados a fin de que se vea el relleno, pero puedes presentarlo entero, también. Retirar los probables excesos de grasa de las pechugas de pollo, secar con papel de cocina y condimentar con el jugo de limón, ajo granulado, orégano, tomillo, pimienta y un poco de sal.

Consejos Para Tus Rollitos De Pollo Y Queso Con Jamón

¿Quieres llevar a cabo un buen pollo al horno, entero, y no sabes cómo? Si quieres que tu rebozado quede bien crujiente prueba de llevar a cabo un doble rebozado en los rollitos. Para llevarlo a cabo, pasa primero los rollitos por el pan rallado, luego por el huevo i, finalmente, otra vez por el pan rallado. Sí, puedes congelar la masa cruda de las croquetas con la carne de pollo,s… El almacenaje o acceso técnico que es usado de forma exclusiva con objetivos estadísticos. Comenzaremos por colocar extendidos los filetes de pechuga sobre una tabla y los salpimentamos a nuestro gusto.

Rollitos De Pollo Y Queso Con Jamón Serrano

Si deseas darles aún más gusto, puedes cambiar el jamón cocido por jamón serrano. Transporta el caldo a ebullición y déjalo reducir a un tercio. Retíralo del fuego y añade el líquido de cocción de los rollos, el yogur, el perejil lavado y picado y la mostaza. Corta las pechugas en rodajas y sírvelas con la salsa. Desglasar mientras tanto los jugos de la sartén agregando el zumo de medio limón, la mostaza, el vino blanco y el caldo o agua. Remover bien para rascar la “sustancia” del fondo.