Que Ver En Santiago De Compostela En Dos Dias

En el paseo del segundo día por Santiago de Compostela nos alejaremos un poco del centro de la región. Nos acercamos a los alrededores para conocer parques, museos y otra cara de un destino que abraza a la civilización. Si andas fatigado de caminar el día previo puedes coger tu turismo para conocer el Centro Galego de Arte Moderna, un edificio racionalista del portugués Álvaro Siza. Desde su inauguración, en 1993, es referencia en Galicia por las exposiciones, charlas y seminarios que aloja. A su lado está el Museo do Pobo Galego, donde encontramos la conocida escalera de caracol que diseñó Domingo Andrade.

que ver en santiago de compostela en dos dias

Santiago de Compostela es un destino perfecto para una escapada de un fin de semana. Vas a poder perderte por sus callejones adoquinados y contemplar el arte en casi cada rincón. Para los que les agrade realizar todo a última hora, la mejor opción para contarle los deseos a Papá Noel en Santiago va a estar en el Corte Inglés de Compostela. Allí va a estar el juguetero tanto el día 23 y 24 para recibir a los pequeños con sus ayudantes, pero eso sí, el 24 se tendrá que ir antes para poder llegar a tiempo al reparto.

Museo Do Pobo Galego

Muy cerca de aquí se encuentra el Instituto de Fonseca, un magnífico edificio renacentista de mediados del siglo XVI que cuenta con entre los claustros porticados más bellos de Galicia. A mayores de su casco histórico, Compostela tiene una oferta cultural importante que se refleja en multitud de museos y actos dispersos por toda la localidad. Aquí les dejamos ciertos ejemplos por si precisáis entender qué llevar a cabo en Santiago con lluvia. No podíamos dejar atrás uno de los museos más esenciales, el Museo del Pueblo Gallego, el que abrió sus puertas en el año 1976 y donde vas a poder conseguir partes de arqueología, esculturas y pinturas gallegas. A fin de que no te vayas a perder ninguna de las atracciones que tiene esta ciudad para sugerir, tienes que llevar a la mano el itinerario para tu visita.

que ver en santiago de compostela en dos dias

De su exterior llama la atención sus robustos contrafuertes laterales construidos entre los siglos XVII y XVIII para hacer la estructura más sólida. Además de otras estatuas en homanje a otros individuos consagrados de Galicia, y sus fuentes y estanques que hacen que el Parque de la Alameda sea un espacio cautivador, no hay que olvidarse del mirador que hay con hermosas vistas a la Catedral. Al paso que los puestos permanentes de pescados, mariscos, carnes y otros varios modelos frescos están en el interior de la nave central, en las afueras asimismo hay otras paradas donde se venden verduras y frutas. Como es ya habitual en todos los mercados de cualquier ciudad, el Mercado de Abastos de Santiago asimismo es el lugar perfecto para contemplar el día a día de los locales y mezclarse con ellos. Indispensable ir haciendo paradas en algunos bares y restaurantes que encontrarás en la Rúa do Franco, Rúa do Villar y Rúa Nova para probar su más que deliciosa gastronomía. A pocos metros de la catedral, en la Plaza de la Inmaculada, está el Monasterio de San Martín Pinario otro de los simbólicos edificios que ver en Santiago de Compostela en un día.

Plaza Del Obradoiro, Uno De Los Sitios Mucho Más Bonitos Que Visitar En Santiago De Compostela

Indudablemente es un lugar perfecto para hacerte fotos, y es un punto turístico que no puede faltar en ninguna visita turística a la localidad de Santiago de Compostela. En esta ciudad hallarás varias cosas para hacer, así que debes explotar al límite el tiempo para que puedas visitarlas todas y cada una. En todo caso, lo más conveniente es llegar en avión, para que logres llegar bastante temprano a la localidad o mejor aún llegar desde la noche anterior para que aproveches al límite tu estadía.

Muy especial y también interesante se visita veloz y está al lado de la catedral, así que no hace falta desplazarse bastante. seguramente no sea noticia para nadie que para visitar Santiago es indispensable ingresar a su catedral. La primera de ellas es como peregrino en Año Santo, es decir, que existiría la oportunidad de ingresar por una puerta especial, la Puerta Santa, la que unicamente se abre a lo largo del Xacobeo, y que este año tiene una duración excepcional de 2021 y 2022.

En esta última se encuentra la Virgen del mismo nombre y que data del siglo XIII, una de esas joyas escondidas que ver en Santiago de Compostela. Puedes elegir asimismo por tomar la rúa Viviendas Reais, una de esas calles típicamente compostelanas donde encontrarás multitud de peregrinos y tiendas. Pero, además, esta rúa esconde el palacio barroco de Fondevila, construido en la época del siglo XVIII en estilo enteramente compostelano. Junto a la catedral se halla la Iglesia de San Martiño Pinario, considerado el templo benedictino más grande de Galicia y el segundo de España, solo tras El Escorial.

Por último, hay que dejar un rato para recorrer las calles de los alrededores y disfrutar del encanto de la Praza da Inmaculada, la de Toural o la de Platerías y, quién sabe, parar a tomar un tentempié en alguno de sus rincones a media mañana. La mañana del día 2 la puedes comenzar en la rúa das Orfas, solamente a cinco minutos caminando de la Plaza del Obradoiro. Aquí está el café Derby, un emblemático local que ver en Santiago de Compostela que cerró sus puertas hace solo unos meses después de mucho más de 90 años de historia. Muy cerca de aquí debes visitar el convento de San Paio de Antealtares, un magnífico edificio de los siglos XVII y XVIII que alberga dentro suyo el Museo de Arte Sagrada. Tras visitar este museo, nada superior que explotar la caída de la tarde para volver a perderte por el centro histórico de Santiago. Un recorrido por las rúas Franco y A Raíña y la plazoleta de Fonseca para llegar al palacio de Bendaña.

Rodeando el altar mayor nos vamos a encontrar unas escaleras que suben y otras que bajan, y que se utilizan para ofrecer el tradicional abrazo al Apóstol y conocer sus restos en la parte de abajo. Siempre es una buenísima opción para una mini escapada de un par de días conocer Santiago de Compostela. Una ciudad pequeña y acogedora que se puede exprimir en un fin de semana y que está llena de cosas que ver y hacer. Aquí os dejamos ciertas ideas para explotar al límite vuestra visita a la ciudad más importante de Galicia. El de Marcelo Tejedor pertence a los grandes nombres de Santiago, que abrió su Casa Marcelo hace veinte años y sigue dando guerra sin renunciar a ese aire informal y a esa cocina ambiciosa y solvente que le vio nacer. Es imposible no amar esta combinación heterodoxa, juguetona y acertada a mucho más no poder entre la tradición de Japón y gallega, con guiños a la gastronomía china, peruana o mexicana.

Y no te vayas sin visitar el increíble Pórtico de la Gloria, la obra cima de la escultura románica. Dicho esto, hemos leído unos cuantos párrafos y sinceramente, alguien que para destacar su trabajo tiene que criticar el del resto, al menos a nosotros, no termina de gustarnos. Si a esto le sumas la necesidad de mostrarse superior, que se intuye entre líneas cuando habla de los pasajeros que visitan la ciudad y únicamente visitan los lugares imprescindibles, para nosotros pierde cualquier clase de interés.

La entrada a la Catedral de Santiago de Compostela es gratis, pero el Museo y el Pórtico sí que tienen un coste. Te recomiendo que aprovecha la oportunidad y no te pierdas esta atrayente visita dirigida por la Catedral de Santiago y su museo, con la que lograras saber toda la historia y el enorme y rico patrimonio que aloja dentro suyo. Sin lugar a dudas una de las visitas mucho más indispensables que realizar en Santiago de Compostela en 2 días. DÍA 1 MAÑANA Lo primero es recorrer las rúas y plazas del casco histórico para después entrar en… MAÑANA Lo primero es recorrer las rúas y plazas del casco histórico para después entrar en la Catedral.

Si solo tienes la oportunidad de gozar de un solo día en Santiago de Compostela, hay una secuencia de visitas indispensables que no te tienes que perder. Su centro histórico es pequeño, con lo que podrás recorrerlo a la perfección caminando durante la mañana y la tarde. En la rúa do Franco está asimismo, desde el siglo XVI, el Colegio de Fonseca , en cuyo claustro renacentista se está tan a gusto sentado con los ojos entornados, que en el momento en que se regresa a abrirlos completamente ha pasado media hora. Entonces el cuerpo solicita despabilarse con parsimonia en ciertos vetustos, doctos e inmutables cafés de la zona vieja, como el \’Casino\’. Se trata de un edificio neoclásico que puede y debe visitarse apuntándose a los tours guiados que organiza la Universidad, si bien solo sea para contemplar la ciudad desde su azotea.