Que Es Un Certificado De Eficiencia Energética

El certificado de eficiencia energética, al igual que la etiqueta energética, tiene una validez máxima de 10 años. El certificado energético es un documento requerido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo para todas las viviendas que vayan a ser compradas o alquiladas. Con este documento se pretende conseguir mejorar la eficiencia energética en todos los países de la Unión Europea. Será necesario hacer pública la etiqueta de eficiencia energética siempre que se trate de edificios de la Administración Pública con una superficie superior a los 250 metros cuadrados.

¿Cuál es la mejor certificación energética?

La escala de certificación energética presenta en siete niveles: de la letra A, para las viviendas más eficientes, a la letra G, para las menos eficientes. La etiqueta energética de una vivienda certificada contiene dos calificaciones en esta escala: una de consumo y otra de emisiones.

Este certificado incluye información objetiva sobre las características energéticas de la vivienda. Se elabora calculandoel consumo energético que cada edificio o vivienda necesita durante un año, en condiciones normales de funcionamiento y ocupación. En base a ese cálculo el inmueble se podrá calificar energéticamente con una u otra letra. El certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento oficial otorgado por un técnico competente y que incluye información sobre las características energéticas de un inmueble. Actualmente, los certificados de eficiencia energética son obligatorios en numerosos países de la Unión Europea. Para facilitar su comprensión, todos los certificados muestran en su primera página una etiqueta energética.

El cálculo incluye la producción de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación. También tiene en cuenta elementos como los materiales de cerramiento exterior, carpinterías, el tipo de ventanas o los sistemas de climatización. Nos esforzamos por encontrar la hipoteca perfecta para ti, de forma sencilla, rápida y segura.

¿Es obligatorio tener Certificado de eficiencia energética?

Desde el punto de visto normativo, la norma actual exige que todos los edificios existentes, cuando se vendan o se arrienden, dispongan de un certificado de eficiencia energética. Por ello, resulta obligatorio disponer de dicho certificado (el notario te lo pedirá) antes de proceder a realizar la venta o contrato de arrendamiento correspondiente. Desde el punto de vista del propietario del inmueble, el certificado energético le informará de lo eficiente que es un edificio (o parte de éste) aportando una variable más a tener en cuenta en toda operación de compraventa del edificio o parte de éste.

Además, también solicitará al propietario facturas antiguas y datos relativos a alguna reforma. Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo, en su caso, por el técnico competente durante la fase de calificación energética. En caso de alquiler, se debe anexar una copia de la etiqueta de eficiencia energética al contrato de arrendamiento y se entregará al arrendatario una copia del documento de Recomendaciones de uso para el usuario. El certificado energético es obligatorio en España desde el 1 de junio de 2013 para poder alquilar o vender un inmueble o local.

¿Cómo funciona certificado energético?

La etiqueta energética es un documento donde se detalla la calificación que ha obtenido la vivienda. Este dato emplea una escala de letras que van desde la A, siendo la más elevada, hasta la G, que es la más baja de todas. Además, viene acompañada de una serie de colores que permite definir cuál es la más energética.

No se exige, por ejemplo, en los edificios protegidos por su valor histórico o arquitectónico, los utilizados como lugares de culto, los que tienen una superficie útil total inferior a 50 metros cuadrados o aquellos que se usan menos de 16 semanas al año. En un país, disponer de un nivel adecuado de eficiencia energética permite, por ejemplo, aumentar la seguridad de que existirá un abastecimiento de energía suficiente para toda la población. Esta categoría, la más baja de la clasificación, significa que dicha vivienda no tiene ningún tipo de eficiencia energética. Cuando los resultados de eficiencia energética de un edificio, obtenidos por las actuaciones de control, no guarden consonancia con los iniciales, se le comunicará al propietario del inmueble el motivo de la discrepancia y el plazo para subsanarlo.

Cómo se consigue el certificado energético

La escala de calificación energética es de siete letras y varía entre las letras A (edificio más eficiente energéticamente) y G (edificio menos eficiente energéticamente). La etiqueta energética expresa la calificación energética de un edificio otorgando una de estas letras. Desde su implantación hace tres años, los datos recogidos no han sido muy favorables. El 84% de las viviendas con etiquetado están en los tres últimos puestos de la tabla, con letras E, F y G.

Que es un certificado de eficiencia energética

El certificado energético informa sobre el consumo energético y sobre las emisiones de CO2 de un inmueble que se anuncia en venta o en alquiler. Una vez que el técnico realice el certificado de eficiencia energética, el propietario de la vivienda o edificio será el encargado de realizar el registro del mismo en el órgano competente de la Comunidad Autónoma a la que pertenezca. El precio del certificado de eficiencia energética se fija por la libre oferta y demanda de certificados de eficiencia energética. Nuestra plataforma online fomenta la libre y sana competencia entre los técnicos profesionales o certificadores sin intermediarios y por eso los precios ofertados por los certificadores energéticos son muy competitivos. 1.Buscar un técnico certificador autorizado en tu zona, y pedir una cita para que visite tu vivienda.

‘Podcast’: Eficiencia energética: Aprende a ahorrar energía en tu día a día

Endesa X y Jaguar Land Rover nos hemos unido para dar un impulso al uso del vehículo eléctrico, de emisiones 0, contribuyendo así a impulsar la movilidad eléctrica, la cual se ha alzado como la gran alternativa para la descarbonización. Construcciones provisionalesy que tengan menos de dos años desde su fabricación. Por ese motivo, esta información puede ser clave para que una persona se decante por un inmueble u otro.

Que es un certificado de eficiencia energética

No obstante, se concederá un periodo de alegaciones antes de proceder a la modificación de la calificación obtenida. La certificación de viviendas unifamiliares podrá basarse en la evaluación de otro edificio representativo de diseño y tamaño similares y con una eficiencia energética real similar. Es importante pedir presupuesto a varias empresas o particulares y comparar cuál ofrece el mejor precio para obtener el certificado energético. El precio del certificado energético depende de diversos factores por la inexistencia de unas tarifas establecidas para la emisión de este documento. Una vez contratados los servicios de una empresa, ésta enviará a un técnico autorizado que, antes de visitar la vivienda, tomará los datos de registro catastral para conocer la superficie, antigüedad y geometría.

Qué es el certificado de eficiencia energética y cómo conseguirlo

Para solicitar el certificado energético hay que contactar con una empresa autorizada y pedir presupuesto. Cuantas más ofertas obtengamos, más opciones existen de escoger la más adecuada y económica. Además contiene una serie de recomendaciones para que propietario o arrendatarios conozcan las posibles mejoras, como puede ser un mayor ahorro energético, los precios subyacentes de la energía o una previsión de costes.

¿Cuánto dura el certificado de eficiencia energética?

Validez y actualización del certificado energético

El certificado de eficiencia energética de edificios tiene una validez de diez años.

La etiqueta de eficiencia energética es un distintivo que identifica el grado de eficiencia de la vivienda o edificio. Esta cuenta con una escala, de la A a la G, donde ‘A’ es el mayor grado de eficiciencia y ‘G’ el menor en base al consumo de energía y emisiones de CO2. Características energéticas del edificio (envolvente térmica, condiciones normales de funcionamiento, ocupación e instalaciones de gas natural o electricidad). “Una vivienda de alta calificación energética, como puede ser calificación A, puede implicar una reducción de consumo superior al 90% respecto a una vivienda de calificación G”, señalan desde IDAE. Esta cifra es significativa si tenemos en cuenta que actualmente el 31,2 % de los gastos anuales de las familias españolas se destinan a pagar vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles. Como mínimo, debe hacer referencia a las pruebas realizadas por el técnico para emitir el documento, la normativa de ahorro y eficiencia energética vigente en el momento de la construcción del inmueble y sus características térmicas.

Esta calificación aparecerá en la etiqueta de eficiencia energética, cuando se registre el certificado energético. También aparecerá en la etiqueta energética la calificación de consumo de energía (Kw h/m2•año) indicada en el Anexo II de este informe. Este certificado resulta obligatorio, salvo excepciones, para el propietario de cualquier parte individual de un edificio existente objeto de una operación de compraventa o de alquiler. Pide varios presupuestos o compara ofertas de certificados energéticos para ahorrar tiempo y dinero. Como ya hemos mencionado, el certificado energético, al igual que la etiqueta energética, tienen una validez máxima de 10 años. El órgano competente en cada Comunidad Autónoma en materia de certificación energética fija las condiciones para su renovación o actualización.

El mantenimiento y el uso de las viviendas y otras edificaciones generan un gasto prácticamente constante de energía que aumenta las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, a la hora de construir una nueva vivienda o elegir una que ya existe es importante prestar atención a su eficiencia energética. Además, ten en cuenta que el certificado energético es mucho más que un simple papel. Puede hacerse con mayor o menor dedicación, incluir más o menos recomendaciones, ser más o menos detallado… y en el precio se te pueden incluir o no otros extras . Como se puede observar, las condiciones cambian en función de la calificación que haya obtenido la vivienda en su certificado energético. Esto ayuda a que la tendencia de construir viviendas que sean eficientes energéticamente siga su curso.

En otros tiempos esto podía complicarse, pero hoy en día basta con hacer una rápida búsqueda en Google. Durante su visita, el técnico realizará un croquis, tomará medidas de las estancias, revisará los materiales de la fachada y cerramientos, e inspeccionará las instalaciones de calefacción y climatización. Cuando termine, realizará un plano e introducirá los datos en un programa informático que le aportará la calificación energética.

La calificación energética indicada en el certificado energético debe figurar en cualquier anuncio o acto publicitario del inmueble. La responsabilidad de obtener este certificado energético es del propietario de la vivienda, quién debe contratar el servicio de un técnico certificador para obtener su certificado energético. Ante un contrato de compraventa, el propietario debe entregar al comprador el certificado de eficiencia energética. Sin embargo, con un contrato de alquiler, solo bastará con entregar una copia del certificado al inquilino.