El Certificado De Deudas Con La Comunidad De Propietarios Necesario En La Venta De Pisos

La responsabilidad del comprador solo será la afección real del año actual y de los tres anteriores. Es cierto que el Administrador no podría negar la entrega del certificado, aunque el transmitente se negase al pago del mismo, según el imperativo legal. Pero también es cierto que el administrador de fincas podría acudir al proceso monitorio para reclamar la deuda.

El certificado de deudas con la comunidad de propietarios necesario en la venta de pisos

Como es lógico, la gestión y utilización de las zonas comunes de una comunidad de propietarios genera una serie de gastos ordinarios que deben ser sufragados por todos los propietarios de las viviendas que forman parte de la comunidad. A tal efecto, como se ha indicado, cada piso o local deberán sufragar proporcionalmente estos gastos en atención a su cuota de participación, de modo que, si por ejemplo, un piso tiene una cuota de participación del 10%, le corresponderá abonar el 10% de los gastos ordinarios y extraordinarios que se generen en la finca. Es bastante frecuente que el presidente de la comunidad se niegue a firmar el certificado, lo que resulta lógico cuando existe un secretario que cobra por ello y además lleva las cuentas como administrador. Ello porque el presidente no es el responsable de la elaboración de las cuentas y no se le puede imponer la ardua tarea de supervisarlas sin compensación alguna para verificar la realidad de la deuda de un propietario. Cuando el presidente firma el certificado asume la misma responsabilidad que el secretario, con la diferencia de que el secretario profesional cobra por su trabajo y tiene cubierta su responsabilidad por un seguro, mientras el presidente ni cobra ni tiene un seguro que le dé cobertura frente a un posible error.

¿ES OBLIGATORIO APORTAR EL CERTIFICADO DE DEUDAS PARA HACER EFECTIVA LA VENTA DE UN INMUEBLE?

Es perfectamente legal que el administrador de fincas reclame una cantidad, que será libre, por la realización de un servicio particular. Es, por tanto, decisión personal de este profesional cobrar o no la expedición de este documento. Ahora bien, aun cuando el vendedor no quisiese abonar el emolumento solicitado por el administrador de fincas, este último no podrá negarse a entregar el certificado. Lo que éste deberá hacer en este caso es reclamar el impago por el procedimiento civil correspondiente. Antes de contestar estas preguntas es necesario determinar previamente cuál es la naturaleza y efectos de los certificados de deuda. Para ello, es suficiente con acudir a la literalidad del precepto que los regula.

El certificado de deudas con la comunidad de propietarios necesario en la venta de pisos

Este documento permite que la comunidad de propietarios redacte un certificado sobre las deudas que tiene con la comunidad uno de los propietarios de la misma que desea vender su inmueble. Efectivamente, será obligatorio aportar este documento, sin el cual no será posible otorgar la escritura de compraventa, pues la ley así lo determina. No obstante, si el comprador exonera de manera expresa al vendedor de hacerle entrega de este documento , la compraventa se podrá firmar igualmente. Asimismo, en el título constitutivo será posible establecer reglas sobre el uso o destino de las viviendas, su administración y gobierno o su conservación, formando a tal efecto un estatuto privado (de aquí los llamados “estatutos de las comunidades de propietarios”).

Asimismo, es menester indicar que la ley establece un plazo de 7 días para la emisión de este documento. Lógicamente, si alguno de los propietarios de uno de los pisos de la comunidad no paga sus cuotas mensuales, se genera una deuda a favor de la comunidad, la cual podrá ser reclamada, en primer término, por vías extrajudiciales y, en su caso, de ser éstas infructuosas, por vía judicial mediante la correspondiente interposición de una demanda de reclamación de cantidad. Como conclusión diré que el certificado de deudas supone una garantía de seguridad jurídica y económica en cualquier operación de compraventa de vivienda o local, pues protege al vendedor, comprador y comunidad de propietarios.

¿Es obligatorio aportar el certificado de deudas para hacer efectiva la venta de una vivienda?

Lógicamente si el certificado va dirigido a informar al comprador de la deuda de la que pueda responder, el certificado debería limitarse a ésta. El reflejar una deuda de la que no responde el adquirente, puede frustrar la venta e incluso interpretarse como una coacción al vendedor, lo que puede dar lugar a que el propietario vendedor reclame daños y perjuicios o denuncie al Secretario que emite el certificado. No resulta por ello conveniente recoger deudas anteriores de la que no responda el adquirente. No obstante, nada impide hacerlo, siempre que se especifique claramente que esta deuda es del vendedor, pero no se transmite o no debe responder de ella el adquirente.

¿Quién paga las deudas de la comunidad?

Pues bien el obligado al pago de las gastos de comunidad es el titular del inmueble en el momento en que produce su devengo ( arts 9 LPH ) y una vez transmitido el local los gastos de comunidad habrán de ser soportados por el nuevo titular, por el adquirente.

La única responsabilidad que subsiste es la del firmante cuando se haya equivocado en el importe consignado en el certificado. En estos casos, la responsabilidad del error sólo la asume el secretario y no el presidente que no ha firmado. Por ello, pese a lo que establece la ley, en la mayoría de los casos los certificados se emiten exclusivamente con la firma del secretario, obviando la del presidente, siendo perfectamente válidos aunque no cumplan todos los requisitos legales. El adquirente de un inmueble sólo responde de las cuotas vencidas de la anualidad en curso y en los tres años naturales anteriores.

Aunque, si el comprador no exonera de su presentación de forma expresa ante notario podemos vender el piso sin este documento. Eso sí, es poco probable que suceda, ya que esto implicaría que el comprador tenga que asumir la responsabilidad de cualquier deuda o derrama que esté pendiente de pago (del año en curso y de los tres anteriores). Entre el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España y el Notariado español existe un convenio firmado para la emisión de certificados de deuda firmados digitalmente, el cual se envía del Administrador a la plataforma notarial SIGNO de forma telemática. Este servicio tiene un coste para el propietario que lo usa y lo gestiona la empresa ANCERT, S.A., siendo su uso voluntario. El uso de esta plataforma sólo puede ser utilizada por Administradores Colegiados y requiere el uso de la firma electrónica , lo que reduce el riesgo de que pueda ser falsificado. Por lo que se refiere al vendedor y que es el que realmente generó y tiene la deuda, el certificado erróneo no le produce aparentemente ningún perjuicio, pues seguirá debiendo lo que realmente ya adeudaba.

CUIDADO CON EL CERTIFICADO DE COMUNIDAD PARA VENDER UNA CASA

El futuro adquirente no tiene legalmente reconocido ningún derecho a ser informado directamente de la deuda ni de otras circunstancias que afecten al inmueble o a la comunidad. Al contrario, el Administrador tiene obligación de confidencialidad y no podrá facilitar datos del inmueble a quienes no sean propietarios sin autorización de estos. En definitiva, el secretario queda liberado de su obligación de emisión con la entrega del certificado con su firma. El que falte la firma del presidente no da lugar a que el certificado sea nulo, sino simplemente incompleto sin que deje de ser eficaz en lo que se refiere a la función que desempeña, que es la de informar al adquirente de la deuda que arrastra el inmueble y de la que respondería el adquirente. Desaparecen así los posibles perjuicios que podría sufrir el adquirente que ignorase la deuda que legalmente asume con la compra del inmueble.

¿Qué es el certificado de la Comunidad de Propietarios?

El Certificado Digital de una Comunidad de Propietarios es una firma digital que permite realizar una serie de trámites de forma telemática. Este archivo acredita que la persona que se identifica es el representante de la comunidad en cuestión (igual que un DNI electrónico).

Es decir que la comunidad prodrá embargar la vivienda adquirida como consecuencia de la deuda del anterior propietario. En cualquier caso, es menester dejar constancia de que este posicionamiento legislativo colisiona con otras opciones interpretativas, como por ejemplo la posibilidad de accionar contra el anterior propietario por la existencia de esta carga no aparente, tal y como establece el artículo 1483 del Código Civil. Te ayudamos a elegir la cuenta con menos comisiones, el préstamo o hipoteca con el interés más bajo, el depósito más rentable o la inmobiliaria para vender tu piso. Proporcionamos trucos, consejos y herramientas de cálculo, todo completamente gratis. Organizar las visitas a nuestro piso en venta en plena época de Covid-19 requiere que se cuiden y planifiquen algunos detalles, para que no esté en riesgo nuestra salud ni la de los posibles compradores.

Mayoría necesaria para instalar una caldera de pélets en una vivienda colectiva

Algunos documentos son obligatorios y otros son indispensables dependiendo de la ubicación de la vivienda o de las circunstan… De esta forma, se evitarán posibles problemas posteriores en el caso de impago de deudas de la comunidad que se hayan generado después de la venta. Si va a vender su piso o se encuentra en proceso de compra de uno, le recomendamos que contacte con nuestros asesores jurídicos para que analicen su caso antes de llevar a cabo la operación. Para darse de alta y usar la plataforma de certificados de deuda existe todo tipo de información y documentación en la página web del CAF Asturias, en la sección “Gestiones electrónicas, incluido el Convenio entre el Consejo General de Administradores de Fincas de España y el Consejo General del Notariado.

¿Cuánto cuesta un certificado de deuda comunidad?

EL COSTO DE ESTE TRÁMITE ES DE CINCUENTA EUROS (50 €) POR CADA INMUEBLE SOBRE EL QUE SE HACE EL CERTIFICADO. DEBE SOLICITARSE UN CERTIFICADO POR CADA INMUEBLE QUE SE TRANSMITE, VIVIENDA, GARAJE, TRASTERO, ETC.

La única consecuencia que establece la norma, en el caso de que el certificado sea erróneo o inexacto, es la responsabilidad de los firmantes. Por tanto, el certificado ni tiene carácter vinculante para la comunidad, ni produce efectos constitutivos, modificativos, novatorios ni liberatorios, es decir, no afecta ni a la deuda ni a los sujetos obligados. El certificado de deuda es simplemente una declaración formal e informativa del estado de deudas de un predio. Una declaración que genera una confianza en que los datos consignados en ella sean ciertos y ajustados a la realidad, pues su incorrección genera una responsabilidad personal y directa de quienes firmaron el certificado. Viene a constituir realmente una garantía adicional a la obligación que tiene el vendedor de comunicar al comprador y mencionar en la escritura las cargas y gravámenes del inmueble y en particular si se halla al corriente en el pago de los gastos generales de la comunidad de propietarios o adeuda alguna cantidad (art. 9.1.e LPH). Para evitar estas sorpresas desagradables, la Ley de Propiedad Horizontal establece que en la escritura de compraventa, el vendedor deberá declarar que se halla al corriente de pago de los gastos generales de la comunidad de propietarios.

Gestión de los suministros eléctricos de las comunidades de propietarios

El almacenamiento o acceso técnico es necesario para la finalidad legítima de almacenar preferencias no solicitadas por el abonado o usuario. La persona que enajena un elemento privativo debe comunicar el cambio de titularidad a la secretaría de la comunidad. Mientras no lo comunique, responde solidariamente de las deudas con la comunidad.

¿Qué pasa si no puedo pagar una derrama?

¿Pasa algo si no pago una derrama? Una vez que la derrama se ha aprobado en junta negarse a su pago da lugar a una situación de morosidad para dicho vecino, ya que cuando la derrama ha sido aprobada el pago de la misma queda vinculada a todos los propietarios.

El inmueble adquirido respondonde de las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios para el sostenimiento de los gastos generales por los anteriores titulares hasta el límite de los que resulten imputables a la parte vencida de la anualidad en la cual tenga lugar la adquisición y a los TRES AÑOS naturales anteriores. Efectivamente, la Ley de Propiedad Horizontal obliga al vendedor a comunicar al secretario de la comunidad la materialización de la venta, pues en caso contrario, éste responderá de forma solidaria de las deudas con la comunidad que, en su caso, generará el nuevo propietario, sin perjuicio del derecho de repetición que posteriormente pudiera ejercer contra el actual propietario para recuperar las cantidades satisfechas. Además, como se ha indicado, esta vivienda, al estar ubicada junto a otras en un edificio, la adquisición de su propiedad implica además la copropiedad, junto con lo demás dueños de las restantes viviendas y locales, de todos los elementos y servicios comunes del edificio, los cuales se tendrán que gestionar y mantener conjuntamente. Por un lado, el notario tiene obligación de exigir la aportación de este certificado por parte del vendedor a la hora de redactar y firmar la escritura pública de compraventa, o de requerir al comprador para que manifieste si exonera al transmitente de esta obligación.